Análisis del modelo Cartier Tank Americaine - Chronoexpert

El Cartier Tank Americaine es uno de los relojes de pulsera más codiciados de todos los tiempos, un verdadero clásico. Diseñado originariamente para homenajear a los tanques hallados en los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial, el modelo Americaine vio la luz en 1989 con la intención de capturar el espíritu de América. Poderoso y elegante, este reloj es todo un icono por muchas razones.

cartier tank solo

Historia

Como ya hemos dicho en la introducción, el Cartier Tank Americaine apareció por primera vez en 1989, pero no comenzó a producirse hasta el año siguiente, cuando se fabricaron seis. Se presentó un prototipo del reloj al General John Pershing, comandante de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense en el Frente Occidental durante la Primera Guerra Mundial. Su legendario espíritu americano lo llevó a operar mediante una sola unidad en lugar de integrarse con las de las fuerzas británicas y francesas.

El Cartier Tank se diseñó con la intención de rendir homenaje a los tanques que se utilizaron en el Frente Occidental de la Primera Guerra Mundial, caracterizados por su forma rectangular en proporción a la artillería pesada. A lo largo de los años el diseño ha sufrido diversas varias variaciones, pero su forma base es ya todo un clásico reconocible al instante (lo mismo que sucede con los tanques Cartier).

En 1989, el Cartier Tank Americaine salió a la luz para macar época. Se adaptó con sutil elegancia a los gustos americanos, que en aquellos tiempos se decantaban más por los relojes de mayor tamaño. Desde su aparición, el estilo del Tank Americaine no ha hecho más que crecer en popularidad y, a día de hoy, es un auténtico icono horológico para propios y extraños del mundillo.

Apariencia

El Cartier Tank Americaine representa la combinación perfecta entre tecnología punta y estilo geométrico. Las dos piezas laterales conectan armoniosamente la correa a la caja del reloj con un nivel estético superlativo que todavía nadie ha logrado igualar en el sector. La caja del Cartier Tank se rediseñó en 1921 para introducir una forma curvada que se acoplase a la perfección a la muñeca. El modelo original lo han llevado ilustres personajes tales como la princesa Diana, Jackie Kennedy, Rodolfo Valentino o Andy Warhol. El Tank ha disfrutado desde su nacimiento de un estatus de celebridad, ¡y todavía lo conserva!

angelina_jolie_cartier_tank
Imagen cedida por Swiss Sportswatch

La esfera presenta numeración romana en negrita, además, el Cartier Tank Americaine ostenta manecillas azuladas en forma de espada y el clásico zafiro cabujón de Cartier en la corona. Estas son las principales características del espíritu Cartier, sobre todo la corona de zafiro. El tamaño estándar del modelo es de 42 mm x 23 mm, mientras que la versión más pequeña presenta unas medidas de 35 mm x 19 mm. También hay disponible una versión de mayor tamaño (45 mm x 27 mm) que, pese a su aparente gran tamaño, encaja genial con cualquier tipo de muñeca.

Se puede acceder al modelo en formatos de oro amarillo, platino y oro rosa. Y si te decantas por el acero inoxidable, tampoco puedes equivocarte, ya que encaja también maravillosamente con el modelo Americaine. La correa está disponible en materiales a juego con la composición general, como también en cuero o piel de cocodrilo.

Una mirada al interior

Los años han sido benévolos con el Cartier Tank Americaine. Con cada diseño, su popularidad ha ido aumentando (ha ido incorporando funciones de fecha, cronógrafos y otras tecnologías de interés). Respecto al modelo Americaine en acero inoxidable, se ofrecen tres tamaños; el más pequeño tiene un movimiento de cuarzo, mientras que los otros dos presentan movimientos automáticos.

El movimiento interior es un ETA 2671, de pequeño tamaño (17,2 de diámetro) y con 25 joyas que permiten al Cartier Tank Americaine ofrecer una reserva de marcha de hasta 38 horas. El movimiento es conocido en el mundo de la horología y por los coleccionistas como un movimiento sólido y fiable que se adapta perfectamente al tamaño de la caja del modelo Americaine. Todavía no confirmado por Cartier, el nuevo movimiento 1847 MC, hecho por la propia casa, está ya a preparado para remplazar los movimientos ETA que se han estado usando hasta ahora en este y otros muchos modelos Cartier.

El acabado rectangular le da al Cartier Tank Americaine un aspecto sin igual en la historia de la relojería. Independientemente del año del modelo, puedes ser un orgulloso propietario de un Cartier Tank Americaine por alrededor de unos 3400 €.

 

 

Posts Relacionados

 

Write A Comment