George Clooney y su Tour Privado por uno de los Centros de Operaciones de Omega - Chronoexpert

El aclamado actor George Clooney ha viajado hace poco a Biena, Suiza, para visitar una de las fábricas de la mítica Omega. Clooney lleva años ejerciendo de embajador de la marca, por lo que la firma ha considerado que ya era hora de invitarlo personalmente y que, de ese modo, conociera de primera mano los entresijos de una de las firmas más emblemáticas de la historia de la horología. Gracias a ello, el actor ha podido ver cómo se fabrican algunos de los modelos Omega más respetados.

collezione di orologi Omega Seamaster

Omega es conocida, entre otras cosas, por ser la marca que fabricó los relojes que los astronautas de la NASA llevaron durante los años más tensos de la Guerra Fría. Algo que a Clooney marcó profundamente, ya que de niño acostumbraba a llevar un cartón alrededor de la muñeca con la palabra ‘Omega’ escrita en él. Quería ser como los astronautas que tanto admiraba.

Ha llovido mucho desde aquellas primeras fantasías y ahora no es raro ver al actor exhibiendo todo un Omega Speedmaster. No es coincidencia que el Speedmaster se denomine en ocasiones el Moonwatch (reloj lunar en castellano), ya que fue el modelo que llevó Buzz Aldrin cuando pisó la luna en 1969. Ese día, el ser humano y el reloj dejaron huella para la historia.

Desde aquella fecha tan señalada, los relojes de la marca Omega no han cesado de demostrar su magnificencia. En la nueva fábrica de Biena, abierta en 2017, la compañía continúa con la leyenda a base de confeccionar relojes tan buenos y exclusivos como los que viajaron a la luna.
El director ejecutivo y el presidente de Omega, Raynald Aeschliman, y el director ejecutivo del Grupo Swatch, Nick Hayek, guiaron a Clooney por toda la fábrica. Recorrieron los cinco niveles de la misma y le mostraron los lugares donde se montan o se da forma a los relojes.

No fue lo único, Clooney también pudo ver el lugar en el que los modelos pasan las pruebas para obtener el certificado Master Chronometer por parte de los empleados de META. META es el Instituto Nacional de Metrología, una organización suiza que, a través de su página web afirma:

«Es indispensable asegurar la disponibilidad en territorio suizo de instalaciones que útiles para pruebas de medición, así como otros testeos, con el grado de precisión exigible para satisfacer las necesidades del mercado, del ambiente académico y de las administraciones».

Son, por tanto, los que se aseguran de que tu reloj suizo sea todo lo preciso que se le supone que debe ser.

La certificación Master Chronometer es un nuevo estándar de calidad que va más allá del COSC. Es propio de la filosofía de Omega, una empresa que, cómo no, busca cumplir con los requisitos necesarios para obtener el certificado COSC, pero también pretende ir más allá para garantizar un rendimiento único e incomparable.

La certificación Master Chronometer exige que los relojes se sometan a ocho pruebas individuales. Con ellas se comprueba tanto su calidad, como su precisión y su resistencia magnética. Si el modelo pasa dichas pruebas, es garantía de los más altos estándares de calidad del mercado moderno.

omega-seamaster-300m

Para Clooney, la visita a Omega ha sido una excelente oportunidad para aprender cómo se fabrican los relojes de los que él es tan célebre embajador. Una visita privada y detallada a uno de los emplazamientos horológicos más importantes de nuestros días.

Para el niño que llevaba relojes de cartón con la palabra ‘Omega’ escrita en ellos, recorrer la fábrica de la firma y poder portar un verdadero Omega Speedmaster (el Moonwatch) ha sido el cumplimiento definitivo de un sueño. Un ejemplo de que estos se hacen realidad, de que debemos seguir luchando por ellos. Porque una empresa suiza puede diseñar el reloj más preciso del mundo, un niño anónimo puede convertirse en una de las estrellas de Hollywood más prestigiosas y el hombre puede caminar sobre la luna.


 

Write A Comment