Omega Seamaster vs Tudor Black Bay - Chronoexpert

Cuando hablamos de relojes de buceo, los Omega y los Tudor luchan sin cuartel para hacerse con el trono al mejor reloj de lujo de este tipo. En concreto a través de dos modelos, el Omega Seamaster y el Tudor Black Bay.

Es un pulso entre la dilatada historia y prestigio de Omega frente a la originalidad y la versatilidad de Tudor. Ambos están disponibles a un precio razonable. Entonces, ¿por cuál decantarse? Sigue leyendo porque a continuación analizamos las diferencias entre el Omega Seamaster y el Tudor Black Bay.

Omega Seamaster

omega seamaster
Imagen cedida por Omega.com

El origen del Omega Seamaster hay que rastrearlo en el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la marca desarrollaba modelos específicos para el ejército británico. Un cambio en la caja del reloj condujo a la aparición en 1948 del Seamaster, que pronto se comercializó más allá del ámbito militar. En un principio, el modelo buscaba venderse entre aventureros de todo tipo y no solo buceadores. De hecho, 1956 se ató al exterior de un avión para que sobrevolase el Polo Norte.

A día de hoy, el Omega Seamaster es un modelo famoso cargado de tecnología de vanguardia. Su reputación es considerable debido a su precisión y elegancia. La inconfundible esfera con relieve ondulado es un signo inherente del auténtico Seamaster. Las manecillas luminosas y con un acabado a base de cavidades son otro rasgo propio de este maravilloso modelo de Omega.

Una mirada al interior

Los cronómetros de calibre 2500 son propios de los Seamaster vintage. Desde 2015, lo propio es encontrar modelos Omega Seamaster con cronómetro de calibre 8800 con certificado METAS Y COSC, así como con una reserva de marcha de 60 horas. A Omega se le debe el primer reloj producido en serie con escape coaxial, algo que supuso un antes y un después en el mundo de la horología. Gracias a la escasa necesidad de lubricación que logra, acabó con innumerables fallas recurrentes de modelos anteriores.

En la muñeca

El Omega Seamaster presenta una contundente caja de 42 mm de diámetro. Este tamaño resulta ideal para las muñecas de tamaño medio o grande. El modelo está disponible en acero, titanio u oro. El actual se basa en el ofrecido en 1957, pero con un acabado mucho más moderno. Su sencillez en tonos neutros hace del Seamaster un reloj de lujo de gran calidad y corte clásico, ideal para llevar en cualquier momento, tanto en una partida de golf como durante una cena romántica.

¿Quién sabe llevarlo mejor?

James Bond es el más famosos de los portadores de Omega. No en vano, exhibió el mítico Seamaster Quartz Professional en la película GoldenEye de 1995. El películas posteriores, el agente 007 se decantó por un Omega Seamaster Professional Chronometer, ya que se buscaba un toque más sofisticado. A día de hoy, James Bond, interpretado por Daniel Craig, no ha renunciado a los relojes Omega Seamaster. De hecho, el modelo Professional 300M puede verse cómo lo porta en Casino Royale (donde incluso se menciona por su nombre). Otros famosos que han llevado modelos Omega Seamaster son Mark Harmon de NCIS, Jack Hanna, el príncipe Guillermo, Joe Biden, John F. Kennedy y Steve Austin, entre otros.

Omega Seamaster de segunda mano en venta

  1. Omega Seamaster Planet Ocean en acero para hombres

  2. Omega Seamaster 300 Men’s Steel

  3. Omega Seamaster 300M James Bond 40th Anniversary Edition Men’s Steel

 

Tudor Black Bay

tudorblackbay
Imagen cedida por Tudorwatch.com

Inspirado por su marca matriz, Rolex, el Tudor Black Bay toma como punto de partida la profunda historia del Rolex Submariner, del que busca imitar su exclusividad y su estatus icónico. Aunque Tudor es una marca moderna, no renuncia a mirar al paso, cuando los primeros Rolex de buceo irrumpieron en el mercado durante los años 50 y 60 del siglo XX.

El Tudor Black Bay es sumergible hasta los 200 metros, además, presenta una corona original de la casa. En cuanto a la esfera, su forma de cúpula junto a su impresionante acabado, bisel giratorio y manecillas lo convierten en un modelo imponente y preciosista. Además, el Tudor Black Bay está disponible con una gran variedad de correas, desde brazaletes metálicos a correas de cuero, entre otras muchas.

Una mirada al interior

Los modelos actuales del Tudor Black Bay presentan un calibre MT5602. Se trata de un movimiento con certificado COSC que la marca usó por primera vez en 2015 y vio la luz como el primer movimiento desarrollado íntegramente por la casa de manera oficial. Además, ofrece una impresionante reserva de marcha de 70 horas

En la muñeca

El Tudor Black Bay, presenta una caja de 41 mm de diámetro, es decir, algo más pequeña que la del Omega Seamaster. De este modo, encaja perfectamente con casi cualquier tipo de muñeca. El Tudor Black Bay es de corte vintage, gracias, en parte, a su acabado satinado, sus laterales bien pulidos y su corona extragrande.

¿Quién sabe llevarlo mejor?

Los All Blacks (rugby) de Nueva Zelanda están patrocinados por este modelo, el Tudor Black Bay. Otros famosos que han sabido llevarlo como pocos son Will Smith, el inefable David Beckham y la música ganadora de un Óscar Lady Gaga, entre otros.

Tudor Black Bay de segunda mano en venta

  1. Tudor Heritage Black Bay en bronce para hombres

  2. Tudor Heritage Black Bay Dark Men’s

  3. Tudor Heritage Black Bay Men’s

Es difícil elegir entre el Omega Seamaster y el Tudor Black Bay a primera vista. Por otro lado, el precio es similar, lo que pone la decisión aún más difícil. Si buscas estatus, historia y un producto realmente reconocible, quizá el Omega Seamaster del gran James Bond sea tu opción ideal. Sin embargo, si prefieres el prestigio de los Rolex Submariner, pero con un toque moderno, lo tuyo es el Tudor Black Bay. Y si no, siempre puedes comprar los dos, ¿por qué no?


Posts Relacionados

Write A Comment