Señales que indican que Rolex puede no ser tan popular como parece - Chronoexpert

Incluso para aquellos coleccionistas que poseen una ristra inmensa de piezas horológicas, el mundo de los relojes de lujo es confuso. Hay tanto entre lo que elegir en un siglo de artesanía, que la toma de decisiones es ardua. Por ello, hemos intentado ponértelo fácil con una lista detallada de todas las marcas de relojes, ¡échale un vistazo! En ella se presentan, de forma accesible, las mejores marcas de relojes.

Pero a lo que vamos, y es que durante la investigación hemos sido testigos de un asombroso descubrimiento: Rolex no aparece en nuestro top 10 de relojes de lujo. Todo un icono del mundillo fuera del olimpo, ¿cómo es posible? ¿Rolex es tan popular, entonces, como los medios sugieren?

En la cultura pop

Pese a que Rolex es una marca hiperpopular debido a su inmaculado uso de la mercadotecnia, así como por su oferta repleta de relojes de calidad, hay una serie de indicadores que explican por qué, pese a ello, no copa la lista de marcas de relojes de lujo más populares.

Y es que, en comparación con otras marcas de relojes incluidas en la lista, las piezas de Rolex se quedan cortas en cuanto a complicaciones, tradición de alta gama y producción anual. Además, teniendo en cuenta la cantidad de veces que Jay-Z menciona Audemars Piguet en sus canciones, está claro que se ha producido un cambio en la tendencia y que la querencia por los relojes de lujo entre las celebridades más destacadas de la actualidad no es la misma que la de hace diez o veinte años.

Los Rolex son, sin discusión alguna, baratos. Su arraigo en la cultura moderna, así como la exposición a la que han sido sometidos a lo largo de los años por parte de actores y otros personajes ilustres, explican el porqué de su sempiterna popularidad. Por otro lado, a las piezas recogidas en la lista Los relojes de lujo más populares, elaborada por nuestro equipo de expertos de Chronoexpert.com, les cuesta asumir el papel protagonista en los mismos términos que la marca suiza.

Pero la tendencia, aunque paulatina, está clara: está habiendo un cambio. Ejemplo de ello es que un tercio de las canciones de hip-hop de mayor éxito de 2017 hicieron referencia directa a los relojes Patek Philippe.


La Santísima Trinidad de los relojes

Para el entusiasta de los relojes de corte casual, la Santísima Trinidad de los relojes de lujo la forman Patek Philippe, Audemars Piguet, Vacheron Constantin. Estas tres marcas llevan en el mundillo desde hace siglos, de hecho, Vacheron Constantin vio la luz en 1755.

ed sherran patek phillipe
Imagen cedida por PuristS

Desde sus inicios, el claro objetivo de todas ellas ha sido el de fabricar relojes de gama alta. La intención de Rolex jamás ha sido la misma que la de estas tres firmas, aunque posea modelos que pueden considerarse sin tapujos como de lujo. Es más, las propias campañas publicitarias de Rolex se jactan de ofrecer productos que pueden llevarse no solo a diario, sino en cualquier contexto u escenario.

Complicaciones

Las denominadas «complicaciones» son un rasgo distintivo de las marcas de lujo, así como el número de piezas de alta calidad montadas a mano en el modelo.

La palabra no hace referencia a problemas o tribulaciones, como bien se podría pensar a simple vista, sino al número de elementos y funciones que conforman el reloj. Ser no solo capaz de mostrar la hora, sino la fecha u otros guarismos bajo una caja delgada cuya medida es en mm es propio de un reloj de gran sofisticación, de un reloj de lujo. Piaget, por ejemplo, ofrece un reloj de 2 mm: el Piaget Altiplano Ultimate Concept.

La marca Blancpain incorpora hasta 740 elementos para conformar su envidiable Blancpain 1735. Gracias a ello, puede ofrecer un tourbillon, un cronógrafo con segundos fraccionados, un calendario perpetuo y un repetidor de minutos. Rolex, sin que ello suponga perjuicio alguno, se centra en hacer cosas más sencillas, como, por ejemplo, relojes de tres manecillas. Esto significa que sus relojes tardan menos en ensamblarse (sobre unas cuatro horas). En el oro extremo, tenemos los Patek Philippe, que pueden llegar a tardar entre 4 y 8 años en estar disponibles.

Exclusividad

El lujo es, muchas veces, sinónimo de exclusividad. Dado lo mucho que se tarda en dar forma a un reloj de alta gama, los relojeros dedicados a este tipo de piezas limitan la producción en aras de mantener alta la demanda o, simplemente, porque no quieren ser esclavos de la cantidad en detrimento de la calidad.

SIHH

Rolex fabrica unos 800 000 relojes al año, mientras que Patel Philippe restringe su producción anual a apenas 50 000. En cifras menores se maneja Vacheron Constantin, que tan solo dio forma a unos 20 000 en 2018.

Precio

Al reducir la producción y gozar de una alta demanda, los precios medios de los relojes de lujo son muy altos en comparación con las cifras que maneja Rolex. Y es que muchos de los relojes de la afamada firma suiza salen a mercado por menos de 10 000€, con un precio medio de 7500 €. Si lo comparamos con las opciones de Breguet o Audemars Piguet, nos damos cuenta del abismo: estos, incluso de segunda mano, superan holgadamente la barrera de los 10 000 €. En su punto pecuniario más bajo, Piaget (el Altiplano Watch) cuesta casi el doble que el reloj más barato de Rolex.

Veredicto final

Cuando se juntan la historia, las complicaciones, la exclusividad y el precio, no sorprende por qué los famosos prefieren poseer un Patek Philippe o un Audemars Piguet en lugar de un Rolex. Hollywood y otros personajes de la farándula siempre han sabido adelantarse a las modas. Esto, sumado a cómo se propagan las marcas a través de las redes sociales actualmente, augura un cambio claro, sino se ha producido ya, en cuanto al lugar que Rolex ocupa en el mundo horológico.

Pero aún no has contestado a lo más importante: ¿con qué marca de nuestro top ten querrías adornar tu colección?


Posts Relacionados

Write A Comment