Comprar IWC

No solo están comprometidos co... Leer más

IWC

Da Vinci

IW3750

Muy Bueno   
14.140€

IWC

Pilot

IW500401

Muy Bueno | 2011
7.790€

IWC

Ingenieur

IW3805

Muy Bueno | 1991
3.090€

IWC

Pilot

IW377701

Muy Bueno | 2012
5.040€

IWC

GST

3715

Muy Bueno | 2000
4.940€

IWC

Aquatimer

IW371903

Muy Bueno | 2005
4.440€

IWC

Pilot

IW387803

Muy Bueno | 2016
17.040€

IWC

Portuguese

IW510211

Muy Bueno | 2018
14.190€

IWC

Pilot

IW371803

Muy Bueno | 2008
7.040€

IWC

Da Vinci

IW3751

Muy Bueno   
14.790€

IWC

Pilot

IW320103

Muy Bueno   
12.040€

IWC

Portuguese

5442

Muy Bueno | 2011
12.490€

IWC

Portofino

3513

Muy Bueno | 2000
2.180€

IWC

Portuguese

IW371438

Muy Bueno | 2012
5.190€

IWC

Aquatimer

IW323101

Muy Bueno | 2010
5.140€

IWC

Pilot

IW3777

Muy Bueno | 2013
4.880€

IWC

Portuguese

IW371432

Muy Bueno | 2006
6.440€

IWC

Pilot

IW371702

Muy Bueno | 2006
3.860€

IWC

Portuguese

IW5023

Muy Bueno | 2010
20.140€

IWC

Portuguese

IW5021

Muy Bueno   
20.240€

IWC Schaffhausen: La Definición de la Excelencia Relojera Suiza

Desde sus inicios en Schaffhausen, Suiza, IWC se ha convertido en uno de los fabricantes de relojes suizos de lujo más antiguos y reconocidos del mundo. Su nombre se ha convertido en sinónimo de excelencia relojera, a través de colecciones históricas como el Portugieser y sus clásicos homenajes a figuras importantes.

Leer menos Leer más

Cuando el Pasado Histórico se Combina con la Modernidad y el Progreso

Son conocidos por sus creaciones sofisticadas y atemporales, encarnadas por sus colecciones de elegantes relojes Portugieser, Portofino y Da Vinci, de fama mundial. Al mismo tiempo, se han convertido en un elemento básico entre los entusiastas de la aeronáutica y la marina, con sus colecciones de relojes funcionales y actuales Pilot’s Watches y Aquatimer.

Excepcionalmente, IWC a menudo hace uso de dispositivos básicos ETA o Sellita, así como sus calibres propios. Con su amplia gama de relojes, siempre tienen algo que satisfaga a los amantes de la Haute Horlogerie.

Las Colecciones de IWC

Pilot’s Watches: El Cielo No es el Límite

Los relojes de la colección Pilot's Watches de IWC han inspirado su apariencia en los instrumentos de la cabina de un avión a lo largo del último siglo. Los modelos de la línea Classic ofrecen la sensación típica de un reloj suizo de lujo vintage. Las nuevas gamas como Spitfire y Top Gun presentan un aspecto más contemporáneo.

La línea Spitfire ofrece principalmente correas de cuero, carcasas de acero inoxidable u oro N5, y una corona cónica que se remonta a la era de estas revolucionarias máquinas. Los relojes de la línea Top Gun son más modernos, con carcasas de cerámica y correas de acero, malla o cuero. Ambos cuentan con múltiples cronógrafos y protección de campo magnético.

Aquatimer: Diseñado para el Mar

Esta colección nació a mediados de los 60. El innovador bisel de inmersión interior giratorio, que impide que se mueva durante la inmersión, convirtió al primer Aquatimer en un éxito instantáneo. Los modelos más nuevos cuentan con un control exterior para el bisel interno, en lugar de una corona.

El sistema patentado de cambio rápido hace que el cambio entre correas de acero y de goma se haga de manera rápida y sin esfuerzo. Los relojes de esta colección combinan bien con un "hombre de mundo" contemporáneo, explorador de las profundidades del océano.

Portugieser - El Paradigma de la Excelencia Relojera Suiza

La colección Portugieser es una verdadera proeza de la Haute Horlogerie. Es la gama insignia de IWC, con algunos modelos de numerosas funciones, que muestran toda su destreza en la relojería suiza de lujo, culminando en el Grande Complication, con más de 20 funciones.

Un tamaño imponente, números árabes, manecillas de hoja delgada y el círculo de los minutos al estilo “ferrocarril”, definen esta gama elegante y atemporal. Todo comenzó cuando dos empresarios portugueses quisieron encargar relojes de pulsera, pero con la precisión de los cronómetros marinos. Con este nuevo invento, IWC revolucionó la industria de la relojería e impulsó la tendencia de esferas de reloj más grandes.

La historia de IWC Schaffhausen

IWC ha tenido una historia larga y, a menudo, turbulenta, pasando por guerras, agitación política y desastres económicos. El hecho de que todavía permanezcan como unos de los relojeros más destacados del mundo es un testimonio de la calidad de sus relojes.

La fundación de IWC es única por dos razones. En primer lugar, es una marca fabricante de lujo suizo fundada por un estadounidense, Florentino Ariosto Jones, que fue director de la empresa de relojes más importante de Estados Unidos, E. Howard & Co. El sueño de Jones era combinar la tecnología de ingeniería estadounidense con la experiencia en relojería suiza. En segundo lugar, la fábrica se estableció en el este de Suiza, a diferencia de la ubicación tradicional de la relojería en el oeste. El industrial suizo Johann Heinrich Moser ayudó a Jones alquilándole un espacio en su propia fábrica.

Johann Rauschenbach-Vogel compró la fábrica, que entonces se llamaba Internationale Uhrenfabrik, en 1880. Permaneció con la familia Rauschenbach durante cuatro generaciones. Günter Blümlein se convirtió en el nuevo director en 1981 e introdujo a IWC en la era moderna. Poco después, IWC se fusionó con el grupo LMH, que también poseía el 60% de Jaeger-LeCoultre y que, a su vez, fue comprado por el gigante de artículos de lujo Richemont en el año 2000.

Según un informe de WWF, IWC ocupó el primer lugar entre los 15 principales fabricantes de relojes, por prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Además, IWC subasta anualmente algunos de sus memorables relojes con fines caritativos. Sorprendentemente, IWC afirma que todavía dispone de las piezas y los conocimientos para reparar cualquiera de sus relojes, fabricados desde 1868.

Preguntas frecuentes sobre la compra de relojes IWC

¿Cuánto cuesta un reloj IWC?

Con una historia relojera tan larga y cientos de modelos en su haber, los relojes IWC abarcan una amplia gama de precios. Los relojes de las gamas Spitfire y Top Gun, contemporáneas y populares, cuestan entre 5.000$ y 35.000$. Sin embargo, obras maestras, como el Grande Complication o modelos de la línea dedicada al piloto y escritor Antoine de Saint-Exupéry, pueden costar hasta 200.000$ o más.

¿Cuál es el reloj IWC más icónico?

Tampoco faltan los icónicos relojes IWC. El Spezialuhr für Flieger de 1936, llamado el "reloj especial para pilotos", y el IWC Mark 11 encantan por su sobriedad y atractivo atemporal. La línea de Pilot’s Watch Le Petite también contiene una serie de hermosas creaciones en honor a Antoine de Saint-Exupéry, con su diseño azul oscuro y dorado. Aunque está fuera del alcance de la mayoría, el Grande Complication de la línea Portugieser es una maravilla entre los relojes suizos de lujo.

¿Cuánto cuesta el reloj IWC más barato?

Los relojes IWC pueden ser sorprendentemente asequibles para un nombre tan ilustre en la industria de la relojería suiza de lujo. La mayoría de sus colecciones contienen algunos modelos a precios asequibles, a diferencia de la mayoría de las otras marcas. Los relojes de la colección Portofino tienden a ser los más asequibles, a partir de poco más de 1.000$ para las piezas más antiguas. La colección Ingenieur sigue su ejemplo, con relojes en la línea de los 2.000$. La mayoría de estos presentan al menos una función de fecha.

Ventajas de comprar relojes usados

Aunque IWC fabrica varios relojes asequibles, en comparación con otros fabricantes de relojes suizos de lujo, es posible que aún tengan un precio demasiado elevado para algunos bolsillos. Comprando a un reputado vendedor de relojes usados, puede ser dueño del reloj de sus sueños sin tener que preocuparse por el estado o por si funciona bien.

A lo largo de su historia, IWC ha creado muchos relojes con una gran y oportuna importancia histórica. Sirva como ejemplo toda la colección Portugieser o su primer Aquatimer, con su innovador diseño de bisel.

Algunos de sus primeros Pilot’s Watches, como el Spezialuhr für Flieger de 1936, marcaron la tendencia de muchos otros fabricantes de relojes y son clásicos atemporales por derecho propio.

Con relojes como estos, que ya no están disponibles nuevos, su única opción sería buscar uno de segunda mano.

Actualmente, celebridades como Chris Evans, The Rock, Bradley Cooper e incluso Tom Cruise poseen relojes IWC. Imagine que un día pudiera decirle a su descendencia que tiene un reloj como el de uno de ellos.