Relojes de Lujo

Rolex
Turn O Graph
2.640€
A (1966)
Rolex
No Date
4.940€
AAA (1993)
Rolex
Datejust
3.440€
AA (1980)
Hublot
Quartz
1.290€
AAA
Con Papeles y Caja
TAG Heuer
Quartz
1.340€
AAA (2009)
Con Papeles y Caja
Cartier
Quartz
1.540€
AA
Con Papeles y Caja
Rolex
II
10.520€
Nuevo (2018)
Con Papeles y Caja
Rolex
Submariner
9.040€
AAA (2014)
Con Papeles y Caja
Panerai
Marina
4.840€
AAA
Con Papeles y Caja

Relojes de lujo nuevos y de segunda mano

Un reloj de lujo añade un toque de sofisticación a cualquier indumentaria y permite que el portador exprese así con mayor fuerza su estilo personal al tiempo que mantiene un registro preciso del tiempo. Las principales marcas de relojes como Rolex, Patek Philippe, Panerai, Cartier y Omega ofrecen una amplia gama de relojes de pulsera tanto para hombres como para mujeres y con diseños variados adaptados a todo tipo de gustos. Desde elegantes relojes de vestir y glamurosas piezas engastadas con diamantes hasta relojes de buceo resistentes al agua o cronógrafos de intrincada complejidad: con tanto donde elegir puede resultarte difícil encontrar tu favorito.

Precios medios de las 10 mejores firmas de relojes de lujo

Los precios de los relojes de lujo para hombre y mujer varían mucho en función de la marca, el modelo y las características que presentan. Algunos de los relojes de lujo más accesibles llevan la firma de TAG Heuer con un precio medio de 2550 € (unos 3010 $). Omega ofrece relojes de gran calidad sin que esto suponga un desembolso excesivo: 3648 € (unos 4302 $). Por otro lado, Breitling vende relojes de lujo algo más caros en su precio medio, ya que es de 4075 € (unos 4796 $). Si vamos un paso más allá nos encontramos los relojes de Panerai, con una media de 7840 € (unos 9228 $) y los de Rolex con un precio promedio de 7967 € (9396 $). Los relojes de la marca IWC Schaffhausen pueden comprarse por alrededor de 8891 € (10485 $), mientras que los Jaeger-LeCoultre son algo más caros (13 024 €, o lo que es lo mismo, unos 15 360 $). En el extremo más ostentoso tenemos el catálogo de Hublot con una media de 17 199 € (aproximadamente 20 244 $), el de Audemars Piguet con una cifra media de 34 540 € (más o menos 40735 $) o los relojes de Patek Philippe con un promedio pecuniario de 38 073 € (unos 44 902 $).

            Marcas de relojes de lujo                 Precio medio aproximado (€/US$)                        
 Patek Philippe   38 070€ / 44 900 $
 Audemars Piguet  34 540€ / 40 735 $
 Hublot  17 200€ / 20 245 $
 Jaeger-LeCoultre  13 025€ / 15 360 $
 IWC Schaffhausen  8 890€ / 10 485 $
 Rolex  7970€ / 9400 $
 Panerai  7840€ / 9230 $
 Breitling  4075€ / 4800 $
 Omega  3650€ / 4300 $
 TAG Heuer  2550€ / 3010 $

Relojes de lujo con historia a cargo de las mejores marcas del sector

Desde Patek Philippe , Rolex, Cartier y Audemars Piguet a Hublot, Chopard, Jaeger-LeCoultre y Omega, las marcas de relojes de lujo poseen una rica historia dentro del mundo de la horología. Los mejores relojeros del mundo también tienen un pasado fascinante que le da un atractivo extra a sus impresionantes y precisas creaciones. Aunque para algunos un reloj es simplemente una mera herramienta para saber la hora, tanto para los coleccionistas como para los aficionados al mundo del reloj es un accesorio que se aprecia aún más cuando su diseño icónico va acompañado de un trasfondo profundo y de interés.

Patek Philippe 

La marca actualmente conocida como Patek Philippe  comenzó su andadura en 1839 como Patek, Czapek & Cie. Antoine Norbert de Patek y François Czapek se establecieron en Ginebra, Suiza, para centrarse en la fabricación de relojes de alta calidad. En esta etapa temprana, la sociedad producía unos 200 relojes al año. En 1844 el contrato de sociedad entre Patek y Czapek estaba a punto de expirar y el primero de ellos sintió que era el momento de explorar otros terrenos y comenzar a colaborar con otros socios. Fue entonces cuando conoció a Jean Adrien Philippe, que trabajaba en un mecanismo de cuerda sin llave para relojes. En 1845, Philippe y Patek comenzaron a trabajar juntos: Philippe se encargaba del desarrollo técnico mientras que Patek era el responsable del aspecto artístico. Patek veía gran valor en la utilización de la artesanía tradicional para crear bellos relojes, por ello comenzó a incorporar engastes, miniaturas, grabados y esmaltados en los diseños.

Patek Philippe fue el responsable de la creación del primer reloj de pulsera fabricado en Suiza, un reloj enjoyado que fue comprado en 1868 por la Reina de Hungría. A lo largo de los años, la firma ha ido lanzando todo tipo de modelos que se han convertido con el tiempo en clásicos indiscutibles. Entre estos relojes icónicos destacan opciones como el Golden Ellipse y el Nautilus, diseñados por el gran Gérald Genta. A día de hoy, los relojes Patek Philippe son sinónimo de elegancia y calidad, con colecciones que transmiten discreción y un refinado gusto por lo tradicional a la vez que ofrecen mecanismos de gran enjundia y tecnología punta.

Las grandes colecciones de relojes Patek Philippe: Nautilus , Calatrava , Complications , Golden Ellipse

Rolex

Rolex empezó su andadura en 1905 en Inglaterra y desde entonces ha trabajado duro para alcanzar su estatus actual: el de una de las marcas de mayor renombre y fama del mundo. Alfred Davis y su cuñado Hans Wilsdorf inauguraron su negocio bajo el nombre de Wilsdorf y Davis. Comenzaron a vender relojes hechos con movimientos suizos importados de Herman Aegler y cajas Dennison. En 1908, Wilsdorf y Davis abrieron una sucursal en La Chaux-de-Fonds Suiza y registraron Rolex como marca comercial para luego convertirla en el nombre de la compañía durante el año 1915. En 1919, la compañía trasladó sus operaciones al país alpino y desarrolló su actividad bajo los nombres de Rolex Watch Company y Montres Rolex S. A. hasta que, finalmente, adoptó el sencillo y universalmente conocido Rolex.

Durante las décadas de los 40 y los 50, Rolex comenzó a granjearse una gran reputación como innovador y pionero horológico. Su modelo Datejust Ref 4467, lanzado en 1945, supuso un antes y un después en el sector al ser el primero en incluir un indicador de fecha que cambiaba por sí misma en la esfera. Por otro lado, el Rolex Oyster Perpetual Submariner Ref 6204 fue el primer reloj con caja resistente al agua (sumergible 100 metros). Otro de los méritos de la compañía fue el de lanzar al mercado en 1954 el Rolex GMT Master Ref 6542, el primer reloj que mostraba dos husos horarios. En 1956 la fiesta continuó con el Rolex Day-Date, el primer reloj que lograba mostrar la fecha y el día de la semana completo a través de una ventanilla en la esfera. Uno de los diseños más emblemáticos de esta época es el Rolex Daytona. Originalmente bautizado como Rolex Chronograph, era un reloj deportivo inspirado en las carreras de Daytona. Uno de sus más acérrimos seguidores, Paul Newman, se dice que lo llevó de forma continuada desde 1972 hasta el mismo día de su muerte en 2008. El Rolex Daytona Ref 6239 usado por el mítico actor se convirtió en el reloj de pulsera más caro jamás vendido hasta la fecha cuando se le adjudicó a un pujador durante su subasta en 2017 por 17.75 millones de dólares.

Las grandes colecciones de relojes Rolex: Submariner , Daytona , Datejust , Lady Datejust , Oyster Perpetual , Yacht-Master

Cartier 

Cartier ha sido uno de los joyeros y relojeros más famosos del mundo durante décadas. La marca, fundada en 1847 cuando Louis-François Cartier estableció su primer taller en París, es todo un símbolo de distinción actualmente. Cartier desarrolló rápidamente esta reputación que aún hoy conserva al comenzar a producir joyas de gran finura. Debido a ello, abrió en 1859 una boutique. En 1874, el negocio pasó a manos de su hijo Alfred Cartier. Este decidió ir un paso más allá de la joyería y en 1888 añadió los primeros relojes de pulsera para mujer de la firma. Con el paso de los años, la dedicación a los relojes fue a más. Esto explica por qué muchos de sus diseños son hoy por hoy relojes icónicos deseadísimos (tanto para hombres como para mujeres).

El Cartier Santos fue el primer reloj de aviador diseñado por Louis Cartier para Alberto Santos (1904). Por otro lado, la mítica colección Tank, que vio la luz por primera vez en 1917, se inspiró en las máquinas militares que le dieron su nombre: los tanques. En 1973 la marca introdujo en el mercado 12 relojes con caja de oro macizo para su colección Line 21. En la década de los 80 del siglo pasado se comenzó a comercializar el Panthere Cartier, que destacaba por una esfera cuadrada, tornillos visibles y bisel al estilo del Cartier Santos. El nombre de Panthere se le dio por el articulado brazalete que la marca describía con cierta literatura como una pantera moviéndose por la profundidad de la selva. En 2017 el Panthere se relanzó con una nueva colección de relojes para mujer. Otro jalón imposible de pasar por alto en la historia de Cartier es el de su modelo Pasha de los 80, diseñado para el Pasha de Marrakech. Gérald Genta asumió el reto de crear este reloj, que debía ser de estilo regio y lo suficientemente resistente al agua como para llevarlo puesto mientras se nadaba. El diseño final exhibió una caja redonda, una especie de rejilla para proteger el cristal, Vendôme y una tapa corona fijada a la caja con una pequeña cadena. Un best seller más reciente de la marca es el elegante Ballon Bleu de Cartier, disponible tanto para hombre como para mujer.

Las grandes colecciones de relojes Cartier: Panthere , 21 Must de Cartier , Tank , Pasha , Ballon Bleu

Audemars Piguet

Audemars Piguet se fundó en 1875. El mérito fue de los amigos Jules-Louis Audemars y Edward-Auguste Piguet. Para desarrollar su actividad, ambos se mudaron a Le Brassus en el Valle de Joux, Suiza. Audemars se encargaba de los aspectos técnicos de los relojes mientras que Piguet cuidaba todo lo relacionado con la actividad comercial del negocio. La empresa Audemars Piguet se ha ido transmitiendo de generación en generación y a día de hoy sigue siendo un negocio familiar.

Las fechas clave de la historia de la marca son varias. Entre ellas destaca la introducción de un cronógrafo con un repetidor de minutos continuo en 1882. En 1891 lo mismo pero en el ámbito de los relojes de pulsera. Los modelos de mayor renombre de la marca incluyen el innovador reloj deportivo inspirado en las escafandras y conocido como Audemars Piguet Royal Oak y su versión moderna: el Audemars Piguet Royal Oak Offshore. Las ediciones limitadas y exclusivas del Royal Oak son muy populares entre los coleccionistas. El modelo Millenary, con caja de esqueleto, también está entre los más buscados de la marca junto a modelos de corte clásico como el Jules Audemars. Uno de los diseños más raros de Audemars Piguet es el Edward Piguet, con bisel rectangular y que hoy por hoy solo se puede adquirir a través del mercado de segunda mano.

Las grandes colecciones de relojes Audemars Piguet: Royal Oak , Millenary , Jules Audemars

Hublot

Hublot comenzó a operar bajo el nombre de MDM Geneve, una marca suiza dirigida por el italiano Carlo Crocco y puesta en marcha en 1980. Uno de sus primeros diseños fue el reloj Hublot, que presentaba la primera correa de reloj del mundo hecha de caucho natural. Cuando el reloj se presentó en la Feria de Relojes de Basilea no despertó pasión alguna y nadie quiso invertir en él, sin embargo, al poco tiempo su diseño contemporáneo comenzó a cobrar fuerza. En el año 2004, Crocco se dio cuenta de que ya no tenía tiempo suficiente como para prestar toda la atención que Hublot necesitaba y delegó la responsabilidad de la firma a Jean Claude Biver, a quien nombró CEO. 

Biver ha trabajado con ahínco desde entonces, lo que ha llevado a aumentar la popularidad de la marca gracias a nuevos y entusiastas diseños como el Hublot Big Bang y el Hublot Classic Fusion. Una de las creaciones más extraordinarias de Hublot es el modelo Key of Time, un auténtico diseño atemporal de fantasía que permite al portador acelerar o ralentizar el tiempo a su antojo.

Las grandes colecciones de relojes Hublot: Big Bang , Bigger Bang, Big Bang King, Classic Fusion

Chopard

Louis-Ulysse Chopard comenzó a interesarse por la horología y a aprender sus entresijos a una edad temprana, animado por su padre que creía que era una buena salida profesional. A los 24 años, en 1860, ya había creado su propio negocio. Chopard tenía su sede en Sonviliere (Suiza) y fabricaba una buena gama de relojes de lujo para mujer y cronógrafos de bolsillo para hombre. Tras la muerte de Chopard, el negocio lo heredó su hijo y nieto, Paul-Louis y Paul-Andre. Estos tomaron una de las decisiones más importantes a nivel comercial de la empresa: mudarse a Ginebra en 1938. Dicha decisión les permitió comenzar a colocar el Sello de Ginebra en sus relojes. El Sello de Ginebra es un símbolo de calidad que otorga la Escuela de Relojería de Ginebra y está considerado como la más alta distinción dentro del mundo de la horología.

En 1963, la familia Chopard decidió no continuar con el negocio y lo vendió a Karl Scheufele III. En 1976, esta marca de relojes de lujo lanzó sus primeros relojes con diamantes en movimiento con cristal de zafiro. Inspirado en las resplandecientes gotas de lluvia de un bosque, el reloj Happy Diamonds se lanzó ese mismo año y estaba enfocado a hombres y fabricado en oro blanco de 18 quilates. Su éxito fue tal que ganó el premio Golden Rose y desde entonces el concepto de diamantes en movimiento se ha convertido en una característica propia de la marca. En 1993, Chopard se decidió a lanzar el Happy Sport para mujer, en el que combinaba diamantes y acero para un look contundente pero fresco. En 2016 la marca decidió lanzar una variación conocida como Happy Diamonds Icons y que ofrece diamantes flotantes sobre una esfera de nácar. Sus precios varían yendo desde los 12 970 a los 34 584 € (entre 15 000 y 40 000 $).

Las grandes colecciones de relojes Chopard: Happy Diamonds , Happy Sport , L.U.C , Imperiale , La Strada

Jaeger-LeCoultre

La marca Jaeger-LeCoultre se fundó en 1937. Fue el producto inevitable de años de colaboración amistosa entre la firma suiza LeCoultre y la marca parisina Jaeger. Antes de su unión, los relojes fabricados por ambas marcas llevaban sus nombres individuales, tras su fusión comenzaron a usar únicamente la nomenclatura Jaeger-LeCoultre.

Su fama se la granjearon gracias a sus innovadores diseños de relojes de lujo como el Reverso, lanzado en la década de 1930 y que presentaba una bisagra deslizante única que permitía invertir la esfera. Pese a que han pasado más de 70 años desde su lanzamiento, este modelo sigue siendo uno de los más famosos de la marca, con actualizaciones más modernas que siguen conservando el toque art déco del original. En 1958 salió a la luz el Geophysic, un cronómetro creado para celebrar el Año Geofísico Internacional; el modelo ofrecía una máxima precisión y durabilidad. La serie Master Control es otra de las más populares de Jaeger-LeCoultre, potenciada por su aspecto clásico y su gran funcionalidad.

Las grandes colecciones de Jaeger-LeCoultre: Reverso , Polaris, Geophysic , Geomatic, Memovox, Master Control

Omega

Los relojes Omega  se fabricaron por primera vez a cargo de la marca La Generale Watch Co. que fue fundada en 1848 por Louis Brandt en La Chaux-de-Fonds en Suiza. La Generale Watch Co. fabricaba en un principio relojes de bolsillo para hombre. En 1894, los hijos de Brandt desarrollaron sus propios procesos de fabricación y comenzaron a vender relojes bajo el nombre de Omega. Sus diseños empezaron a ganar mucha popularidad, sobre todo entre los oficiales militares británicos durante la Guerra de los Bóeres. Para 1903, la marca era lo suficientemente fuerte como para erigirse simplemente como Omega Watch Co. Durante la década de 1930, Omega comenzó un largo patrocinio de los Juegos Olímpicos que contribuyó enormemente a su crecimiento. Su calibre 47.7 fue también todo un logro ya que batió récords de precisión en las pruebas del Observatorio de Kew.

Algunos de los diseños más importantes de Omega surgieron a finales de la década de 1950. El Omega Speedmaster es uno de ellos. Lanzado en 1957 como parte de la colección Professional (y que abarcaba también otros dos grandes modelos: el Seamaster y el Railmaster). En 1965, la NASA seleccionó el Speedmaster como el único modelo adecuado para los retos de los viajes espaciales y se convirtió en el único reloj moon-watch. El modelo De Ville, añadido en 1967, ofrecía una visión más aerodinámica y sofisticada que el deportivo Seamaster.

Las grandes colecciones de Omega: Speedmaster , Seamaster , De Ville , Constellation

Invertir en relojes de lujo nuevos y de segunda mano

El mercado combinado de relojes de lujo nuevos y de segunda mano es inabarcable, con amplias oportunidades para invertir tanto en relojes contemporáneos como antiguos (y todos ellos de gran calidad). Mientras que algunos se acercan a los relojes de lujo como quien se acerca a un activo del que esperan que crezca en valor monetario en el futuro, otros consideran los relojes de lujo como una inversión en estilo y una sabia adición a su armario. También están los coleccionistas apasionados por los relojes como objetos de arte o de gran importancia histórica, gente que no se centra tanto en el precio, sino más en la historia que acompaña a ese diseño o modelo en particular. Sea cual sea la razón que te lleve a adquirir un reloj de lujo, hay decenas de miles de opciones disponibles de la mano de grandes marcas como Rolex, Hublot, Omega, Chopard and Patek Philippe. 

Artículos Relacionados